Son muchísimos los negocios que cuando se preguntan como alquilar locales se encuentran con un gran dilema. Por un lado, un local nuevo, que no necesita reforma y que tiene un precio de, pongamos por ejemplo, 1.500 euros mensuales. Y, por otro lado, un local de segunda mano que necesita ser reformado y cuyo precio asciende a 800 euros mensuales.

¿Qué harías tú en este caso? Lo cierto es que un local para reformar tiene un amplio abanico de ventajas, además de un precio que por lo general es inferior. Al tener que hacer obra puedes adaptar el local a las necesidades e imagen de marca de tu negocio. Puedes personalizar el local como mejor veas conveniente, de forma que tienes total libertad para que éste tome la imagen que tú quieres que tenga el negocio de cara a los clientes.

Por lo tanto, no hay que descartar la idea de locales en barcelona para reformar. En ocasiones puede ser una muy buena opción a valorar; merece la pena al menos estudiar cada caso concreto.

Compartir
Artículo anteriorTips para decorar una cocina pequeña
Artículo siguienteAlquilar un local e imagen de marca
28, Barcelona. Licenciada en Bellas Artes. Diseñadora, especialista en Marketing Online y Redes Sociales en Escurçó 2.0. Escritora freelance. Fundadora de Inspira Hogar, amante del interiorismo y el diseño de interiores.

Deja un comentario