Una de las cosas que más me atraen del estilo vintage es la necesidad que tiene de recuperar cosas antiguas, ofreciendo una segunda posibilidad a las cosas cuya existencia deja de ser útil para ciertas personas. Este tipo de decoración, recupera aquellos objetos que en su día vivieron experiencias y vivencias personales de lo más variopintas, dotándoles de carácter y personalidad.

Los interiores vintage, decorados con muebles y objetos de segunda mano ofrecen un aspecto único, incluso podríamos decir que mágico. Es el efecto de la historia que esconden dentro de sí las cosas bellas.

Allí donde las cosas conectan creando una narración propia

Este tipo de casas crean narraciones silenciosas. Son interiores inspiradores, llenos de vida y personalidad. Para poder diseñar una casa vintage que transmite sensaciones hay que saber muy bien elegir los elementos que vamos a integrar en ella, y no sólo eso, hay que saber combinan y conectar los elementos entre sí, creando historias y narraciones propias.

interior de casa vintage

interior de casa vintage

interior de casa vintage

interior de casa vintage

interior de casa vintage

interior de casa vintage

interior de casa vintage

Deja un comentario