casa vintage azul

¿Prefieres mar o montaña? Si no te gusta decidir entre estos dos placeres que nos ha ofrecido la naturaleza, la casa que os traigo hoy os encantará. Se trata de una casita situada en la parte norte de una islita, a 100 metros del mar pero en medio de un bosque de pinos.  Pensar en abrir una ventana y estar rodeada de un paisaje verde y frondoso con el mar cerquita es el sueño de muchos, pero la realidad de pocos. La diseñadora Erika Lagerbielke y su marido, un diseñador industrial llamado Thomas Ahlman hace años que hicieron realidad este sueño, en una caserna militar que reconvirtieron en su casa de verano.

Una de las cosas que más me gustan de este interior, es la gran cantidad de luz natural que entra por los ventanales de estilo industrial. También seguro que tu vista enseguida se siente atraída por los contrastes que podemos encontrar en esta casa pintada en blanco, y es que el color azul y el rojo resaltan como pinceladas en un lienzo. Los colores vivos nos ayudan a dar algo de vida a este interior, algo que realmente lo hace muy particular, único. El color blanco de paredes, techos y suelos, nos ayuda a retener durante más tiempo la luz natural del interior.

El mobiliario es de aspecto tradicional, con cierto aire rústico típico de las casas campestres. Como se trata de una segunda vivienda, la mayoría de muebles u objetos son funcionales, por otro lado, no nos encontramos con un interior abarrotado de objetos, sino que existe cierta sobriedad y sencillez en la decoración. Los propios diseñadores confiesan usar materiales y objetos reciclados en el diseño de esta casa, como por ejemplo, las ventanas, los casilleros y las puertas.

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azul

casa vintage azulvia: http://rumhemma.se

Deja un comentario